lkk

Declaración de fe:


Las escrituras: las escrituras del viejo y nuevo testamento fueron dadas por inspiración de Dios y son la infalible, inerrante y regla autoritativa del conocimiento de la salvación, fe y obediencia


Doctrina de Dios: hay un solo Dios, el hacedor, preservador y guiador de todas las cosas, en el esta toda la perfección siendo infinito. Toda criatura debe a Dios  el más alto amor, reverencia y obediencia. Dios subsiste como El Padre, Hijo y Espíritu Santo, cada uno con distintos atributos personales, pero sin división de naturaleza, esencia o existencia.


Creación: en el principio Dios creo todas las cosas de la nada. Adán y Eva fueron creados por Dios a su imagen en perfecta justicia. La creación descrita en Génesis 1 y 2 es histórica y no mítica. Toda enseñanza   contraria a esta verdad bíblica  esta en contra de las escrituras.


La caída del hombre: la condición pecadora en la que el hombre ha caído consiste en la culpa del primer pecado de Adán, la perdida de justicia con la que él fue creado y la corrupción de su naturaleza lo ha hecho indispuesto, deshabilitado y en contra de todo lo que es espiritualmente bueno y está completamente inclinado a hacer lo malo continuamente. El hombre es totalmente responsable de todo su pecado y no puede hacer nada por el mismo para salvarse sino solamente arrepentirse, creer y aceptar a Jesucristo como su señor y salvador.


La Gracia de Dios y nuestra Salvación: Jesucristo es el unigénito hijo de Dios, establecido divinamente como el único mediador entre Dios y los hombres. Habiendo tomado la naturaleza humana pero sin pecado, vino a ser el Dios-hombre quien perfectamente cumplió la ley, sufrió y murió sobre la cruz para la salvación de pecadores. Fue sepultado, resucitó al tercer día y Ascendió a la diestra del  padre donde vive y reina para siempre intercediendo por sus hijos. Él es el único mediador, profeta, sacerdote, rey de la iglesia, y soberano del universo.


Elección: es el llamamiento de Dios a las personas para vida eterna, escogidos no por méritos propios mas por su misericordia en Cristo. Los que hayan sido ordenados para vida eterna son llamados, justificados, santificados y glorificados.



Regeneración: es la implantación de una vida espiritual por el Espíritu Santo. Dios nos llama a una comunión con Jesucristo por su palabra y su Espíritu Santo, nuestra mente llega a ser espiritualmente  alumbrada y nuestra voluntad llega a ser renovada.


Arrepentimiento: la persona que se arrepiente habiendo sido convencida por el espíritu santo de la maldad de sus pecados, se humilla con corazón contrito y con el propósito de caminar ante Dios y agradarle en todo.


Fe: es la gracia salvadora mediante la cual recibimos y descansamos en el señor Jesucristo por nuestra salvación que nos ha ofrecido gratuitamente en su evangelio.


Justificación y adopción: justificación es un acto de la gracia de Dios donde perdona nuestros pecados y nos declara justos. Esto no de acuerdo con algo que hayamos hecho sino solamente por la justicia de Dios injertada en nosotros y recibida solamente por fe. Una vez justificados somos adoptados en la familia de Dios.



Santificación: los que son unidos a Jesucristo son renovados en su naturaleza a la imagen de Dios. Es un trabajo progresivo del Espíritu Santo que habita en cada creyente y cada creyente debe de tratar de vivir una vida de santidad en obediencia a todos los mandamientos de Cristo no exigiendo perfección pero cada día debe de debilitar la maldad que hay en el y fortalecerse en la gracia y el conocimiento de Cristo.



La iglesia: el señor Jesús es la cabeza de la iglesia la cual esta compuesta por los elegidos de Dios  en las diferentes edades. De acuerdo a sus mandamientos los cristianos deben reunirse en iglesias locales. A las iglesias locales él les ha dado autoridad para la administración del orden de las escrituras, disciplina y alabanza.



Bautismo: el bautismo es una ordenanza del señor Jesús obligatorio para cada creyente en el cual, el creyente es sumergido en agua en el nombre del Padre, Hijo y el Espíritu Santo. Es la señal de la unión con cristo en su muerte y resurrección, de remisión de pecados y el entregarse a Dios para caminar en vida nueva.



La cena del señor: es una ordenanza de Jesucristo, debe ser administrada con los elementos de pan, y jugo de la vid, debe de practicarse por su iglesia hasta que el regrese. No significa sacrificio o limpieza de pecados sino la conmemoración de la muerte de Cristo, para confirmar la fe y comunión de los cristianos y que sea  un renuevo de la comunión con Cristo y con otros creyentes.



Evangelismo y Misiones: Es obligación de cada iglesia y de cada cristiano extender el evangelio a todos los hombres en todo el mundo. Pues la fe viene por el oír de la palabra de Dios, debemos utilizar los medios y métodos establecidos en la palabra de Dios para hacer que el hombre busque a Jesucristo y su la salvación. Aunque los apóstoles fueron extraordinarios oficiales de Cristo ungidos de dones sobrenaturales para el establecimiento de la iglesia, ahora  los ancianos son los oficiales ordinarios de Cristo hasta el fin de los tiempos, mientras tanto se debe predicar y enseñar para discipular a las naciones.

 

Cosas que están por venir: La segunda venida de Cristo es personal, inminente y gloriosa. Es la esperanza y promesa hecha a los creyentes  que la iglesia será raptada antes del juicio de Dios sobre la tierra durante la tribulación. Después Cristo regresara a la tierra con sus santos para establecer su reino milenial sobre todas las naciones y atará a Satanás durante los mil años. Satanás después será desatado por un tiempo para provocar la última rebelión del hombre contra Dios. Después será lanzado al lago de fuego para ser atormentado por siempre. Los no creyentes finalmente será juzgados ante el gran trono blanco de Juicio y habrá cielo nuevo y tierra nueva donde Dios vivirá eternamente con sus hijos.

El cuerpo de los hombres después de morir regresa al polvo pero sus espíritus son preservados esperando la resurrección. El espíritu de los justos al morir inmediatamente pasan a la presencia de Cristo en el cielo, el espíritu de los no creyentes pasan inmediatamente a un estado  consciente de tormento. La primera resurrección es la de los justos cuando cristo rapte a su iglesia. La segunda resurrección es la de los no creyentes al terminar la era milenial. Es la resurrección para el juicio eterno.



Dones Espirituales: Dios ha dado dones espirituales a todos los santos que deben ser ejercitados para la edificación del cuerpo en la iglesia local. Dones de revelación y señales milagrosas han cesado con la era apostólica, una vez completado el nuevo testamento, ya no se necesitan. Aun así Dios hasta nuestros días sigue haciendo milagros. Los dones de sanidad y de lengua (Idiomas) también han cesado. Supuestas apariciones de lenguas y “Sanadores por Fe” en nuestros días no concuerdan con las enseñanzas del nuevo testamento.



La Apostasía: las escrituras nos advierten de falsos maestros  que trastornan la fe en los últimos días. La iglesia debe mantenerse separada de falsos maestros y falsas enseñanzas evitando contribuir económicamente u otro material de contribución a esos promotores de falsas doctrinas  y no juntarse con asociaciones que aprueben a los falsos maestros o sus falsas doctrinas.

092312143152.jpg